¿Streusel…pero que cosa más rica?

Streusel (Migas crujientes) son una especialidad típica de la pastelería alemana, que se pueden encontrar en muchos tipos de elaboraciones dulces y que a mí personalmente me pierden. Es que están tan buenos, que qué os voy a contar. Quienes me conocéis sabéis que por un buen Streuselkuchen con fruta “mato”. 😉

Un poco de culturilla acerca de esas pequeñas migas que tanto me gustan:

Se suelen elaborar con una parte de azúcar, dos partes de mantequilla, y tres partes de harina, mezclando todos los ingredientes hasta conseguir unos grumos que se esparcen por encima de esos ricos bizcochos con o sin frutas o masas fermentadas… para después hornearlas. El resultado es una superficie crujiente, dulce y simplemente riquísima. En Sweet Annie, uno de nuestros pasteles estrella entre los amantes de la pastelería alemana es la tarta de manzana con Streusel, que una vez horneada, acabamos con un glaseado de limón. Este pastel de manzana tiene el nombre “Tarta Salvador” en honor a mi padre, ya que era su pastel favorito.

Volviendo con los Streusel, estos se pueden enriquecer con especias como la canela, vainilla, jengibre, cacao o incluso con frutos secos picados o molidos, consiguiendo un sabor más característico según la elaboración que acompañen a la vez que potenciando la textura crujiente.

Desde Sweet Annie os invitamos a probar nuestra “Tarta Salvador” o una variante con masa fermentada la “Coca con ciruelas y Streusel

¿Quién ha dicho, “Yo quiero”?

¿Conoces el gracioso origen del tiramisú?

Hoy queremos contaros el divertido origen de este delicioso postre.

Además del queso crema, su elemento principal es el bizcocho de soletilla o como son más conocidas en Italia, “Galletas Savoiardi” humedecidas en café.

El resto de los ingredientes lo completan los huevos, el azúcar, el cacao puro en polvo, el café, y algún licor tipo Amaretto para reforzar su sabor.

Se dice que en los años 50 se empezó a ofrecer en los prostíbulos de la zona de Treviso un plato con efectos afrodisíacos y reconstituyentes bajo el lema «te tira su», que significa algo así como «te llevará arriba». A partir de ahí, y al popularizarse, el nombre derivó a como lo conocemos hoy: tiramisú.

Desde Sweet Annie os animamos a probar nuestra deliciosa versión. No sabemos si os vendrá arriba o no, pero seguro que os deja con la boca abierta.

¿Queréis probar?

¿Has probado nuestra espectacular tarta Red Velvet?

Actualmente hay cientos de variaciones de esta llamativa receta, en bizcochos, helados y donuts. Incluso para aquellos que sufren de alguna intolerancia.

Su origen parece ser que durante la Gran Depresión el hotel en Nueva York Waldorf-Astoria creó el pastel “red Velvet” utilizando jugo de remolacha para mantener la humedad de sus bizcochos. También se le da crédito a una tiendecita en Toronto con el nombre de Eaton´s.

El sabor del bizcocho es de cacao con ese toque especial que le dan el resto de ingredientes y de un color rojo intenso que combinado con las capas de crema de queso son una experiencia inolvidable.

Desde Sweet Annie os invitamos a probar nuestra espectacular tarta.

¿Os apetece probar?

Origen del Roscón de Reyes

¿Sabíais que el Roscón de Reyes ya lo comían los romanos en la Península Ibérica para celebrar el solsticio de invierno?

Eran unas tortas redondas con higosdátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. El afortunado al que le tocaba el haba seca era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.

Actualmente, la carta de sabores y variedades de los roscones de reyes van mucho más allá del tradicional adornado con rodajas de fruta confitada.

Que tal un roscón Red Velvet con crema de queso o un roscón de chocolate intenso, roscón “Lebkuchen” o muchas más opciones que también están disponibles sin lactosa o veganos.

Desde Sweet Annie os invitamos a encargar los vuestros.

Origen del turrón

¿Sabríais decirme de dónde viene la costumbre de comer manjar en Navidad?

Pues bien, en Sweet News para hacer el cuento corto os diremos que los orígenes del turrón en España llegaron de mano de los árabes.

Alicante (especialmente en sus montañas) estaba fuertemente ligada al cultivo de Almendros y había colmenas de miel de romero cruda y tomillo, con lo que disponían de todos ingredientes principales para su elaboración. Con los años ha ido evolucionando.

Una de las primeras menciones oficiales al origen del turrón aparece en el 1582, en un documento del municipio de Alicante que señalaba que utilizaban este dulce para fiestas de Navidad, como parte del pago del salario.

A principios del siglo XVI los turrones eran exportados por todo el mundo como un artículo de lujo. Se empezó a utilizar la clara de huevo junto a la miel que hacía que adquieriera una tonalidad blanca, más apetitosa y que mejoraba la mezcla, naciendo así el Turrón de Alicante que conocemos hoy en día.

En la actualidad el turrón es un dulce elaborado de mil maneras diferentes, incluso con adaptaciones para aquellas personas con algún tupo de alergia o intolerancia.

Desde Sweet Annie os invitamos a seguir disfrutando de este manjar.

Beneficios de un casal de repostería

A nadie le amarga un dulce. Y qué mejor manera de disfrutar, que aprendiendo a hacerlo por ti mism@. Si no que se lo pregunten a los pequeños chefs, que suelen participar en los casales “Petit Pastisser” by Sweet Annie”.

Llevamos ya 8 años (con uno de interrupción por la Pandemia) endulzando las navidades y haciendo la espera más entretenida y creativa. Para los que aun no conocéis este super casal navideño, os explicaré unos cuantos motivos para apuntar a vuestros hijos:

1.- Se entretienen muchísimo en los talleres de repostería.

2.- Desarrollan su creatividad al máximo.

3.- Aprenden a trabajar en equipo a la vez que hacen nuevos amigos.

4.- Se potencia su autoconfianza.  Ver sus ojitos brillar y sus ánimos al 120% no tiene precio. Cuando los niños enseñan orgullosos sus obras de arte a sus papas o abuelos que los vienen a recoger, explicándoles con todo detalle el proceso de elaboración, es para mí, lo más gratificante de los casales.

Niño feliz, familia feliz.

Si no os lo habíais planteado y os animáis, quedan muy poquitas plazas en los siguientes días; Diciembre: 27, 28 y 30

Enero: 2, 3 y 5

COMPLETOS:  22, 23 y 29 de diciembre. 4 de enero

Pero… ¿de dónde vienen los buñuelos?

Los buñuelos de viento son un postre esponjoso típico de la Cuaresma que puede ir relleno de alguna crema. Aunque aquí nos encantan tal cual, con azúcar y anís.

Son una receta tradicional de Semana Santa y lo que los hace especiales son las manos expertas que los elaboran y el cariño y mimo con el que se hacen. ¿Os gustan aromatizados con anís o los preferís sin?

Un poco de historia:

El origen de la palabra buñuelo es un poco controvertido, porque si bien para unos derivan de «puñuelo», una especie de bolas que los romanos amasaban con los puños, otros creen que procede del francés «beignet», que significa «bulto, protuberancia».

No obstante, todo apunta a que el origen del buñuelo es árabe y data del siglo XI. Se cree que surgieron en Almogía, un pueblo de Málaga. La primera versión escrita con el nombre de “buñuelos” se encuentra en el recetario del jefe de cocina del rey Felipe II, Francisco Martínez, quien publicó el libro titulado “Arte de cocina, pastelería, bizcochería y conservería” en el siglo XVI. Es desde esa época que se tiene registro de la tradicional receta de los buñuelos de viento.

Hay quién los prefiere únicamente inflados y bien esponjosos (como nosotros en Sweet Annie), espolvoreados con azúcar y/o canela, pero también quien los prefiere rellenos con crema pastelera, de limón, de frambuesa, frutos rojos e incluso con chocolate.

¿Habéis probado ya los buñuelos SIN gluten con harina de chufa? No os dejarán indiferentes.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Facebook
Instagram