Propiedades del chocolate

¿Tienes calor?

En Sweet Annie, lo sabemos por eso te vamos a aconsejar un dulce que no tiene por qué evitarse en verano. Es más, te vamos a hacer una pregunta muy loca:

¿Por qué es bueno el chocolate en verano?

El chocolate aporta muchísimos beneficios para el organismo. Consumirlo en verano tiene, además, muchas ventajas interesantes para no renunciar a él.

Es beneficioso para la salud

El chocolate (negro y lo más puro posible) contiene antioxidantes y minerales, y numerosos componentes que nos ayudan a mantenernos sanos y activos, como los flavonoides, los prolifenoles o las catequizas. Se dice que un consumo moderado de chocolate aporta los siguientes beneficios:

  • Retraso del envejecimiento celular.
  • Disminución de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducción de los niveles de colesterol.
  • Bajada de la presión sanguínea alta.
  • Control de los niveles de insulina en sangre.
  • Protección ante derrames o apoplejías.

Te hace más feliz

El chocolate contiene compuestos que estimulan la segregación de serotonina, un neurotransmisor que nos hace sentirnos más felices y optimistas.
¡Nada mejor que estar de buen humor en verano! Además, contiene feniletilamina,
que activa los receptores cerebrales que generan placer.

Lucirás una piel más suave

El cacao presente en el chocolate, al ser rico en antioxidantes, te permitirá lucir una piel más suave y lustrosa. La sentirás menos seca y estará mejor preparada para recibir los rayos de sol.

Tu memoria y niveles de energía a punto

En verano no solo relajamos nuestro cuerpo, sino también nuestra mente. Si quieres proteger tu memoria o mantener el sistema nervioso central a tono, nada mejor que tomar un poco de chocolate. La teobromina que contiene es un alcaloide que tiene los mismos efectos que la cafeína, sin ser perjudicial para el organismo.

Te permitirá hacer deporte

Muchas personas aprovechan el verano para hacer deporte al aire libre. Consumir chocolate puede ser beneficioso para todas ellas, ya que contribuye a fortalecer la musculatura al ser un producto rico en magnesio. Como, además, es un alimento energético, tendrás el aporte ideal para hacer frente a cualquier actividad física que requiera un extra de esfuerzo.

Claro está que se trata de consumir poca cantidad diaria de chocolate (negro con alto contenido en cacao). No os vayáis a venir arriba y comer media tableta…

¿Ya tienes Coca de San Juan?

Tic-tac, tic-tac. Empieza la cuenta atrás para celebrar en la noche más corta el solsticio de verano. Para su celebración, llena de agua, fuego, música y alegría, no puede faltar nuestra tradicional y famosa Coca de San Juan.

Todos los escaparates de las pastelerías se llenan de ellas con infinidad de gustos y variaciones con frutas confitadas, crema, piñones. Rellenas de nata, chocolate, mazapán, cabello de ángel o de chicharrones, etc. ¡Deliciosas!

En Sweet Annie llevamos años adaptando nuestras cocas de San Juan al gusto de nuestros clientes. Sin huevo, sin lactosa, sin gluten (hojaldre), con varios rellenos o sin ellos, etc. También horneamos cocas mixtas en una sola pieza o nuestra coca especial de la casa, nuestra “Cherry Tree”, es una coca en forma de árbol, rellena de cremoso de almendra y cerezas, cuyas hojas son de melón confitado y Streusel (migas crujientes), y la “guinda del pastel” unas cerezas y un sutil glaseado de limón.

En Sweet Annie, ponemos todo nuestro obrador a servicio de nuestros clientes para que disfruten de esa noche con todo su sabor.

¡Ya podéis hacer vuestros encargos!

¿Con o sin Fondant?

Cada día en Sweetannie es una pregunta constante antes de la elaboración de nuestros pasteles personalizados, adaptándolos a los gustos de nuestros clientes.

También esta pregunta es necesaria para ver de qué manera se puede sorprender al homenajead@.

El fondant es el producto cuya base es el azúcar pulverizada que mezclada con otros ingredientes (como agua, glucosa, glicerina, etc.) da como resultado esa pasta moldeable con textura similar a la plastilina. El fondant se mantiene muy suave mientras esté cubierto con plástico y no tenga contacto con el aire y se utiliza básicamente para cubrir pasteles y hacer decoraciones de todo tipo, desde figuritas sencillas hasta bouquets de flores de gran complejidad.

En Sweet Annie siempre decimos que para los amantes del aspecto que tienen los pasteles decorados con fondant, pero que lo descartan porque no les gusta su sabor/dulzor, existe una solución muy fácil. Haces tu pastel de tus sueños y le quitas la capa de fondant a la hora de comerlo. Y voilà, todos contentos.

El fondant tiene dos grandísimas ventajas: Permite que los pasteles, aparte de lucir espectaculares, queden protegidos y jugosos por más tiempo, ya que actúa de capa “aislante”. Para todas las personas que en la actualidad todavía creen que los pasteles de fondant están secos por dentro y no tienen un sabor agradable, les decimos que paséis por Sweet  Annie, aquí os demostraremos lo contrario.

En Sweetannie siempre trabajaremos para prepararos y sorprenderos de la manera más “Rico Rico”. ¿Os apetece probar?

Curiosidades de la Coca de San Juan que deberías saber

Cada año conmemoramos el solsticio de verano, el día más largo del año, y que se asimiló a la festividad con la llegada de la cristiandad. Pero San Juan es quizás la más pagana de las fiestas cristianas, y su celebración, llena de agua, fuego, música y alegría, la acerca más a un divertido aquelarre que a una festividad religiosa.

La coca de San Juan es una de las cocas más populares de Cataluña que se come para celebrar la Noche de San Juan, del 23 al 24 de junio (revetlla de Sant Joan), un postre tradicional e imprescindible de esa noche.

Hay infinidad de gustos y variaciones con frutas confitadas como las cerezas, rodajas de naranja y melón, de piñones, rellenas con nata o crema, mazapán o de chicharrones, etc. Antes se acompañaba de vino dulce o rancio, pero actualmente estas bebidas han ido dejando paso al cava.

Pero a que no sabías:

¿Que en Sweet Annie se puede adaptar la coca de San Juan totalmente al gusto del consumidor?

Sin huevo, sin lactosa, con varios rellenos o sin ellos, cocas mixtas en una sola pieza y la coca especial de la casa: “Cherry Tree”. Una coca rellena de cremoso de almendra y cerezas, y decorada con Streusel (migas crujientes), cerezas y un leve toque de glaseado de limón como “guinda del pastel”.  Toda ella en forma de árbol y las únicas frutas confitadas son melón en forma de hojas del árbol.

¡Ya podéis hacer vuestros encargos!

Tarta de manzana, una aliada para la operación bikini

¡Sorpresa, sorpresa!

Como seguro que ya sabréis, la tarta de manzana es posiblemente el dulce con más variaciones habidas y por haber. Desde el bizcocho jugoso con trozos de manzana, pasando por la versión americana “Apple Pie”, viajando a Francia con su Tatin hasta llegar a auténticas delicias de la alta pastelería utilizando esta fruta tan versátil.

En Sweet Annie llamamos nuestra versión bizcochona cariñosamente “Tarta Salvador”, en honor al padre de Ana (alma mater de Sweet Annie). Se trata de un jugoso bizcocho con mucha manzana y «Streusel» (migas crujientes), en cuyo acabado final no puede faltar un toque de canela y un glaseado de limón.

Pero… ¿A qué no sabíais esto de la tarta de manzana?

La manzana en compota, manteniendo su piel en la receta, aporta una buena cantidad de fibra insoluble al organismo favoreciendo la flora intestinal, según afirma un reciente estudio realizado por Nutrition Science Solutions (Estados Unidos).

La actividad antioxidante de la manzana se debe principalmente a su contenido en fenoles y flavonoides. Varios estudios epidemiológicos han mostrado que el consumo de manzanas puede prevenir el infarto agudo de miocardio y enfermedad cerebro vascular y ciertos tipos de cáncer.

Contando que 100g de tarta de manzana sin azúcar aporta entre 200 y 265kcal, se convierte en una aliada perfecta para disfrutar y comer sano.

¿Os apetece probar?

Macarons, un postre tan sencillo como sabroso

Cuando hablamos de los macarons, hablamos de un postre que llama enseguida su atención por su variedad de color y delicadeza.
Los macarons actuales son pastelitos hechos con dos galletas y una crema o ganache entre ambas.

En el anterior post os hablábamos de la propiedades de la chufa, y en éste os comentaremos la original versión que hemos creado en Sweet Annie de macarons con harina de chufa. Os sorprenderá su increíble sabor, textura esponjosa, etc.

En Sweet Annie garantizamos la mejor materia prima, y para ello trabajamos con Chufas Bou que fusionan la tradición y la innovación, ya que año tras año crean sus recetas que elaboran de forma artesanal poniendo en valor su materia prima estrella, la Chufa de Valencia ecológica.

Nunca antes unos ingredientes tan sencillos habían dado lugar a algo tan sabroso, aptos para personas con alergias a los frutos secos y también con intolerancia al Gluten.

¿Os apetece probar?

Propiedades de la chufa que deberías conocer

Cuando hablamos de la chufa enseguida nos viene a la cabeza la horchata valenciana, que tanto nos gusta en verano; fresquita y dulce.

Este fruto/tubérculo proviene de una planta llamada comúnmente juncia avellanada, introducido en la Comunidad Autónoma de Valencia en el s.VIII.

Su principal uso es el de la elaboración de la horchata, no obstante, se puede comer como si se tratara de un fruto seco o, ahora viene la parte que a nosotros nos interesa más, usar como sustitutivo a harinas sin Gluten o a harinas de frutos secos. Gracias a este superalimento podemos hacer un sinfín de elaboraciones aptas para personas con alergias a los frutos secos y también con intolerancia al Gluten.

¿Sabíais qué?

1.-  Es un alimento altamente nutritivo y energético, idóneo para personas que realizan actividad física.

2.- Su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, combatiendo el estreñimiento y haciendo la digestión menos pesada.

3.- Sus grasas monoinsaturadas ayudan a la salud cardiovascular, mejorando el llamado colesterol bueno y reduciendo el malo.

4.- Sus propiedades antioxidantes retrasan el envejecimiento.

5.- Previene la anemia por su alto contenido en hierro.

En Sweet Annie sabemos aprovechar todas estas propiedades, que nos garantiza la producción ecológica y libre de alérgenos que tan cuidadosamente se lleva a cabo en Chufas Bou (www.chufasbou.com) para enriquecer muchas de nuestras elaboraciones y hemos dado un paso más allá …

…si queréis saber más estaros atentos al próximo Post.

Intolerancias… ¿Y qué?

En Sweet Annie somos sensibles a las necesidades de nuestros clientes, por lo que intentamos adaptar nuestras elaboraciones, en la medida de lo posible, a personas con ciertas alergias e intolerancias como al gluten, huevo, proteína de la leche, lactosa, frutos secos o azúcar, etc.

Queremos que todos disfruten de las celebraciones, independientemente de sus condiciones o convicciones particulares.

Las elaboraciones personalizadas son una de las principales atracciones de nuestras celebraciones y no sería justo que por tener una intolerancia no pudieras disfrutar de ellas.  

Para la próxima fiesta de cumpleaños o celebración de Castanyada, Halloween, Navidad, San Valentín, etc. no te lo pienses y contacta con nosotros.

¿Os apetece probar?

Comuniones, un día especial para ellos

La primera comunión registrada data del año 1215. En un principio solo participaban las familias nobles, hasta que luego todo católico podía participar en ella.

Hoy en día se mantiene en vigencia y tiene como requisitos indispensables el bautismo y la penitencia de confesión. Inicialmente, tod@s l@s niñ@s iban vestid@s de color blanco que significa la pureza y la inocencia, a lo que se le han ido agregando accesorios varios para Comuniones, hasta convertirlo en una verdadera fiesta.

Como cada festividad, ésta no se va a quedar sin su pastel ¿no? ¿Y cómo se elige?

Los pasteles de comunión también están ganando cada vez más protagonismo. Suelen estar hechos a medida para vuestros niñ@s, ya sea con una temática más tradicional, religiosa o bien con una decoración que quizá no tenga tanto que ver con los pasteles de comunión más convencionales. Ahí está la gracia de la personalización.

En Sweet Annie no sólo ofrecemos un pastel personalizado, sino el complemento perfecto para este día de ensueño que son las mesas dulces. Todo un placer para los más pequeñ@s y no tan pequeños; galletas decoradas, cupcakes de comunión, bombones, etc. Todo un ritual dulce.

¿Os apetece probar?

¿Por qué es imprescindible un buen pastel de boda?

La tradición del pastel de boda se remonta a la antigua Roma. Se solía preparar un pan grande para ser compartido durante el banquete. El novio era quien gozaba del primer bocado y los trozos restantes se repartían entre los asistentes, quienes lo consideraban como símbolo de abundancia.

Durante el s.XVIII, los invitados británicos entregaban a los novios unas galletas a las que se fueron añadiendo frutas o frutos secos. Todas ellas se iban apilando en forma de pirámide: si los novios conseguían besarse sobre ellas, antes de repartir las porciones, tendrían buena suerte.

Un repostero francés, pensó que si añadían azúcar ganarían consistencia. Así que creó un bizcocho mucho más grande en su base para formar esta pirámide a la que se fueron incorporando otros ingredientes como crema, azúcar glasé y detalles decorativos. Fue, sin duda, la base del pastel de bodas actual.

El pastel de bodas ha pasado por diversas etapas hasta convertirse en uno de los instantes más esperados por los invitados, y por supuesto, por los recién casados; es todo un ritual dulce.

La estética tradicional de la tarta es la clásica de varios pisos, coronada por un par de muñecos que representan a los recién casados.

Actualmente, las tartas de boda son auténticas obras de arte de “alta costura”. Se siguen las últimas tendencias y se personalizan al más mínimo detalle, según los deseos de los novios, pudiéndose adaptar a alergias o intolerancias. En cuanto a sabores, hay una variedad muy amplia que sorprenderá a los paladares más exquisitos de nuestros invitados.

¿Os apetece probar?

¡Smash Cakes sin azúcar!

Olvídate del prejuicio que la repostería no es sana.

Eso se ha quedado atrás.

Cuidarse está de moda y los reposteros ya hace tiempo que se han sumado a esta creciente tendencia. Mamis “Healthy” que cuidan la salud alimentaria de sus bebés contratando pasteles sin azúcar ni edulcorantes artificiales para las sesiones fotográficas de sus peques.  

Pero también para personas que se quieran cuidar y teniendo en cuenta que “a nadie le amarga un dulce”, tenemos alternativas naturales como el azúcar de coco, sirope de agrave o de arroz, maltitol y por no olvidarnos del dulzor propio que se consigue de los dátiles o demás frutas disecadas. Si a todo ello le añadimos harina de chufa o de altramuz, copos de avena, harinas semi-integrales, la chía, el coco y el cacao, le dan un toque delicioso y nutritivo y pueden ayudar a controlar los picos glucémicos.

Procuramos que todos nuestros pasteles respondan a vuestras necesidades, en especial a la de los más pequeños cuidando su salud sin olvidarnos de su paladar.

Pero… ¿de dónde vienen los buñuelos?

Los buñuelos de viento son un postre esponjoso típico de la Cuaresma que puede ir relleno de alguna crema. Aunque aquí nos encantan tal cual, con azúcar y anís.

Son una receta tradicional de Semana Santa y lo que los hace especiales son las manos expertas que los elaboran y el cariño y mimo con el que se hacen. ¿Os gustan aromatizados con anís o los preferís sin?

Un poco de historia:

El origen de la palabra buñuelo es un poco controvertido, porque si bien para unos derivan de «puñuelo», una especie de bolas que los romanos amasaban con los puños, otros creen que procede del francés «beignet», que significa «bulto, protuberancia».

No obstante, todo apunta a que el origen del buñuelo es árabe y data del siglo XI. Se cree que surgieron en Almogía, un pueblo de Málaga. La primera versión escrita con el nombre de “buñuelos” se encuentra en el recetario del jefe de cocina del rey Felipe II, Francisco Martínez, quien publicó el libro titulado “Arte de cocina, pastelería, bizcochería y conservería” en el siglo XVI. Es desde esa época que se tiene registro de la tradicional receta de los buñuelos de viento.

Hay quién los prefiere únicamente inflados y bien esponjosos (como nosotros en Sweet Annie), espolvoreados con azúcar y/o canela, pero también quien los prefiere rellenos con crema pastelera, de limón, de frambuesa, frutos rojos e incluso con chocolate.

¿Habéis probado ya los buñuelos SIN gluten con harina de chufa? No os dejarán indiferentes.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Facebook
Instagram